Presentación

En marzo de 1979 empezaba su andadura en Cádiz un proyecto que con el devenir de los años se convertiría en una de las señas de identidad de Juventudes Musicales de España: el Concurso Permanente de Jóvenes Intérpretes. Presidió el primer jurado de este concurso el ilustre director de orquesta y compositor Ernesto Halffter (1905-1989),cuya relevancia garantizaba desde sus comienzos la excelencia que ha caracterizado este certamen organizado por Juventudes Musicales de España. Excelencia que los posteriores presidentes de jurado no han hecho más que refrendar pues han ocupado este cargo sucesivamente los compositores Xavier Montsalvatge (1912-2002), Alfredo Aracil y Carlos Cruz de Castro.  En honor al gran compositor gerundense el Concurso adoptó en 2002 el subtítulo de "Memorial Xavier Montsalvatge".

 

A lo largo de estos años el Concurso Permanente de Jóvenes Intérpretes se ha convertido en un concurso de referencia especialmente bien valorado por sus destinatarios naturales, los jóvenes músicos, quienes han visto en esta iniciativa una plataforma de proyección óptima para sus aspiraciones artísticas y profesionales. Tal como podremos constatar en esta presentación son muchos los galardonados ilustres que han pasado por las 71 ediciones del certamen celebradas hasta ahora, músicos que hoy celebran giras de conciertos por las mejores salas del mundo que dieron sus primeros pasos al albur del Concurso Permanente de Jóvenes Intérpretes de JME.

 

Hoy el Concurso Permanente es una marca de reconocido prestigio en el ámbito musical español e internacional, un concurso al que los profesionales asocian con un alto nivel de excelencia, de exigencia y de proyección.

 

Pese a que en estas últimas tres décadas han ido apareciendo multitud de concursos de música y que por lo tanto el panorama competitivo está hoy mucho más cubierto que en 1979 el Concurso Permanente de Jóvenes Intérpretes de Juventudes Musicales de España no sólo ha conservado incólume su importancia sino que ha ido ganando en ella edición tras edición. La clave de este éxito no reside en una dotación económica importantes sino en una serie de elementos que hacen de este concurso un certamen único y diferente:

  

Multidisciplinariedad: es el único concurso multidisciplinar de España pues tienen cabida en él todos los instrumentos de la orquesta. El Concurso se estructura en ciclos bianuales a razón de dos convocatorias anuales (cuatro por ciclo) que incluyen 11 modalidades distintas.

 

Itinerancia: el concurso no tiene sede permanente sino que cada edición se celebra en una sede local diferente de Juventudes Musicales. Ello asegura el arraigo del concurso por todo el territorio español y una máxima difusión del mismo y sobre todo de la marca 'Concurso Permanente'.

 

Premios: una de las grandes singularidades del Concurso radica en que ofrece como premio a sus galardonados la organización de giras de conciertos por las diversas sedes locales de Juventudes Musicales repartidas por todo el país. El circuito a través del cual se articulan estas giras es el Plan de Conciertos de JME, el único circuito musical interautonómico. De este modo el artista se asegura tocar en auditorios y salas de conciertos de gran parte de España. Cada año se organizan más de 250 conciertos de ganadores del Concurso. Ello se convierte en una oportunidad inmejorable para el intérprete novel que puede  protagonizar un gran número de recitales en muy poco tiempo y así dar un salto cualitativo en su proceso de maduración artística y personal. Por eso no es de extrañar que tantos intérpretes hoy consagrados hayan dado sus primeros pasos profesionales importantes a través del Concurso Permanente y del Plan de Conciertos. El colofón de esta gira es el Concierto de Galardonados que se celebra cada año en el Teatro Monumental de Madrid con la Orquesta de RTVE. Igualmente los galardonados tienen ocasión de grabar un CD dentro de la colección de Juventudes Musicales de España que a partir de este año edita y distribuye Columna Música.

 

Proyección nacional e internacional: si tomar parte en el Concurso Permanente le garantiza al galardonado una enorme proyección nacional cabe destacar además, que la especial idiosincrasia y naturaleza de JME le proporciona también un gran eco internaciona. Juventudes Musicales de España pertenece a la Federación de Jeunesses Musicales International (JMI) lo cual  facilita que a los ganadores del Concurso Permanente se les incluya además en numerosos intercambios y giras de conciertos por distintos países.Por ejemplo, la  primera gran gira internacional del prestigioso Cuarteto Casals -Primer Premio en 1995 del Concurso- fue la que organizó JME por toda Latinoamérica. JME es además miembro de la organización que reúne a los más importantes concursos de música para jóvenes de Europa, la Unión Europea de Concursos de Música para la Juventud (EMCY), con lo que las posibilidades de proyección internacional de los galardonados del Concurso Permanente se incrementan. 

 

 

 

 

 

 

 
Compartir:
Recomendar a un amigo Imprimir